La angustia del poeta.

¿Qué es esta bendita angustia
que nos hace ser poetas?
Qué esta nostalgia de otros tiempos,
esta nostalgia a veces prestada.
Qué son estas raras visiones
mezcla de espectros y predicciones.
Qué estas noches de pesadillas,
estos sueños en la vigilia,
los recuerdos inventados,
las vidas paralelas,
los anhelos desesperados,
las ansias por ver el mañana…
¿Qué son estos benditos por qués?
los por qués que no nos abandonan,
que nos permiten no dejar de ser chicos
caprichosos y veementes
exagerados y francos
soñadores, idealistas…
¡Cómo duele ser un chico grande!
Cómo duele sufrir y saberlo
Cómo duele la desmedida magnitud
que le damos a la vida…
¿Qué es esta bendita angustia
que nos hace ser poetas?
Y las soledades compañeras…
Y las miserias reveldes…
Y los amores incondicionales…
Y las tristezas hondas…
Y las felicidades fugaces…
(que no quiere decir livianas)
Es un extraño lente
esta angustia del poeta,
un lente antídoto de tragedias,
bálsamo para el alma…

Anuncios

Un comentario en “La angustia del poeta.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s