Paul Verlaine (el poeta que sufre)

TÚ CREES EN EL RON DEL CAFÉ, EN LOS PRESAGIOS

Tú crees en el ron del café, en los presagios,
y crees en el juego;
yo no creo más que en tus ojos azulados.
Tú crees en los cuentos de hadas, en los días
nefastos y en los sueños;
yo creo solamente en tus bellas mentiras.
Tú crees en un vago y quimérico Dios,
o en un santo especial,
y, para curar males, en alguna oración.
Mas yo creo en las horas azules y rosadas
que tú a mí me procuras
y en voluptuosidades de hermosas noches blancas.

(versión de Garnier)

Yo también creo en esas horas azules…y realmente para mí son la felicidad….

Anuncios

5 comentarios en “Paul Verlaine (el poeta que sufre)

  1. Horas azules y noches blancas, anheladas y escurridizas. Creo que ambos buscaban lo mismo, pero en lugares diferentes.

    Ya ves que soy una asidua visitante de tu hogar electrónico. Es muy acogedor.

    Saludos 🙂

    Me gusta

  2. no me enamora Verlaine, lo que él dice se puede decir mucho mejor, y así se ha dicho. Tiene cultura y sensibilidad pero, al igual que Benedetti, es demasiado impersonal, para mi gusto…

    Me gusta

  3. colores que dicen mas que mil imagenes
    y adjetivos que son propiamente sustantivos
    un valioso arte con intensa sensibilidad

    Gracias por presentarme este verso Carolina.

    Cariños.

    Me gusta

  4. Me gusta Verlaine y, cómo a él, ando todo el día entre el sueño y la ilusión. En estos tiempos la sensibilidad está mal vista… pero ya pasará. La sociedad sigue un movimiento pendular.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s