Lago privado

Si ahogarse fuera la respuesta,
si hundirse la salvación,
si respirar bajo el agua
fuera más
que la última respiración…

Si así fuera,
tendría más que la mitad
del camino recorrido,
(no sé nadar)

Si un mar o un río
me dieran ese respiro,
Si las lágrimas,
tanto caer,
armaran un lago
y fuera ese el sitio privado
donde se pudiera recomenzar…

Anuncios

7 comentarios en “Lago privado

  1. A veces, creo, los lagos privados no son tan malos… Creo que del agua podemos renacer, pesdués de un trabajoso parto claro…
    Gracias por pasar chicos

    Me gusta

  2. Bajo el agua todo está tranquilo, no importa si es un lago, el mar o un pozo. Allá abajo no importan las turbulencias, desasosiegos, el frío o el calor, el viento no llega, el sonido se presenta amortiguado, la luz filtrada. No hace falta nadar, ni respirar, ni pensar… solo flotar. Yo bajo a mi lago privado siempre que puedo y luego subo, con la serenidad que proporciona ser agua por unos momentos.
    Un gran beso 🙂

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s