Lecturas como cura

Hace poco leí un artículo en una revista mientras tomaba un té una mañana de poco trabajo en la heladería…Decía que está comprobado que leer cura, sí, que los pacientes con enfermedades graves sienten una gran tranquilidad al leer y que muchas veces s e alivian los dolores y las angustias. Decía el artículo algo muy curioso, que en general los libros que más se leen en esos casos son libros juveniles, y en un gran número de casos se releen libros que se habían leido en la infancia o la juventud. Los títulos más frecuentados son los de Julio Verne por ejemplo, los de piratas, los de fantasía y aventuras…como si uno presisara imperiosamente vlover a ser niño, allí donde todo era posible y feliz…
Debo admitir que lo he comprobado en carne propia, si bien nunca estube grave de salud, he pasado y paso a menudo períodos de angustia y siempre, siempre vuelvo a leer aunque sea un par de hojas de Mujercitas, de Las minas del REy Salomón, de Dos años de vacasiones, algún poema de Alfonsina Storni u otros de Benedetti, lecturas que me marcaron para siempre.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s