Homenaje a María Elena Walsh

Ya era de noche, cuando al pasar, entre preparar la cena y reordenar la casa, mi pareja me dice “viste, se murió María Elena Walsh”… El siguió caminando rumbo al baño y yo quedé paralizada en la cocina. (10 de enero de 20011 ) Miles de palabras y melodías se instalaron en un segundo en mi mente y en mi corazón, se me nubló la vista y sentí un gran dolor pero no pude recordarla con tristeza, claro que no… Como por arte de magia, como todo lo que tiene que ver con ella, se me dibujó una sonrisa y se me escapó una lágrima.
La magia de María Elena llenó mi niñez, y cualquiera que haya nacido en los 70 y en los 80 en Argentina, me entiende seguro. Llenó de colores, disparates, ternuras y verdades mi niñez, y mi adolescencia. Me acompañó en mis embarazos y colmó también la niñez de mi primer hija y ahora mismo de mi segundo hijo que se duerme todas las noches con sus canciones, cantadas por mí, no tan bien como lo hacía ella claro.
Y seguirá estando, en las escuelas y jardines, en las guarderías y en los espectáculos para niños, en cada titiritero, poeta, juglar, teatrero de corazón que ande por esta tierra ella seguirá estando … con su humor, su magia y sus pegadizas canciones de franca realidad.
Si hay algo que me enseño desde su labor como poetiza, es que siempre se encuentran las palabras para decir justo lo que queremos, sí , pues si las palabras que necesitamos para transmitir un sentimiento no aparecen en nuestro idioma, se busca en otro y sino se inventa la palabra y queda justo, perfecto, tierno y verdadero. Eso es lo que más valoro y de hecho lo que más me ha marcado de ella, pues lo he aprendido de chica y esto de inventar me sale ya solo …. ¡Gracias! ¡Gracias! Por tanta polilla polillal, el gato que pez, ja jara jajá, por tanta vaca estudiosa y teteras que no se ven, por el reino del revez y el enseñarme a pedir tiempo no apurado con Osias!!!!

¡Gracias por todo lo que nos diste y por toda la magia que podemos seguir brindando a través de tus canciones y cuentos!

No puedo terminar este artículo si dejarles unas fotos, unas canciones, y unos links para sigan disfrutando de ella ahora y siempre:

MARCHA DE OSÍAS

María Elena Walsh

OSÍAS el Osito en mameluco
paseaba por la calle Chacabuco
mirando las vidrieras de reojo
sin alcancía pero con antojo

Por fin se decidió y en un bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero tiempo pero tiempo no apurado,
tiempo de jugar que es el mejor.
Por favor, me lo da suelto y no enjaulado
adentro de un despertador.

Quiero un río con catorce pececitos
y un jardín sin guardia y sin ladrón.
También quiero para cuando este solito
un poco de conversación.

Quiero cuentos, historietas y novelas
pero no las que andan a botón.
Yo las quiero de la mano de una abuela
que me las lea en camisón.

Quiero todo lo que guardan los espejos
y una flor adentro de un raviol
y también una galera con conejos
y una pelota que haga gol.

En esta pagina pueden encontrar muchas de sus canciones:
María Elena

¡¡¡Que el cielo sea un interminable papel donde sigas escribiendo maravillas María Elena!!!

2 comentarios en “Homenaje a María Elena Walsh

  1. Gracias Caro, por hacer mediante tu recordatorio un enlace más con nuestra querida Ma Elena, la de siempre por siempre, ya que mientras se encuentre un niño o un adulto que jugó, se divirtió y cantó sus canciones ella seguirá estando en nuestros corazones…un abrazo, mirta

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s